sábado, 28 de octubre de 2017

Como ser Grande entre los Demas. Ester 10.

Resultado de imagen para dios da famaCuando hablamos de ser grande ante los demás nos referimos a ser famosos y reconocidos.
La verdad es que este deseo es muy propagado entre nosotros los seres humanos, todos queremos sobresalir en lo que hacemos.
Jesucristo es consciente de esto y no está en contra, Jehová promete exaltación a quienes les sirven. Josué 3: 7 “Entonces Jehová dijo a Josué: Desde este día comenzaré a engrandecerte delante de los ojos de todo Israel, para que entiendan que como estuve con Moisés, así estaré contigo
Dios le promete a Abram que lo engrandecería y lo haría famoso. Génesis 12: 2 “Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.
Mardoqueo fue engrandecido en gran manera. Ester 10: 2 “Y todos los hechos de su poder y autoridad, y el relato sobre la grandeza de Mardoqueo, con que el rey le engrandeció, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Media y de Persia?
Como ser grande entre los Demás.
1. Queriendo el Bien de los Demás. V 3 “Porque Mardoqueo el judío fue el segundo después del rey Asuero, y grande entre los judíos, y estimado por la multitud de sus hermanos, porque procuró el bienestar de su pueblo y habló paz para todo su linaje.” nunca te canses de hacer el Bien. Gálatas 6: 9 “No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.
2. Sirviendo. Mateo 20: 25 – 26 “Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad, Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor” solo el servir nos hace ver importantes, las personas que no sirven por lo general terminan convirtiéndose en estorbo.
3. Haciendo a otros lo que queremos que nos hagan a Nosotros. Mateo 7: 12 “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas” si tú haces feliz a otra persona terminaras también siendo feliz.
4. Haciendo las cosas con Amor. Colosenses 3: 23 a “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón,” cuando amamos lo que hacemos no nos cargamos y sobre todo lo disfrutamos.
5. Haciendo las cosas como para Dios y no para los hombres. Colosenses 3: 23 b “como para el Señor y no para los hombres” cuando hacemos las cosas tan solo para los hombres por lo general nos decepcionamos al ver que no tenemos recompensa. 
6. Hablando con amabilidad o con palabras sazonadas. Colosenses 4: 6 “Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno.” Una persona amable siempre es bien recibida en todo lugar. Nada cuesta decir: buenos días, tardes o noches, por favor, gracias pero si enriquecen en gran manera.
7. Haciendo más de lo que nos Toca. Lucas 17: 10 “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.” Las personas que marcan la diferencia son aquellas que se exigen por hacer algo más.
Jesucristo nos da ejemplo de servicio. Jesucristo dice que el no vino a que le sirvan el vino a servir. Mateo 20: 28 “como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos
Jehová respaldo a Jesús por causa del servicio y le otorgo fama en abundancia. Lucas 5: 15 “Pero su fama se extendía más y más; y se reunía mucha gente para oírle, y para que les sanase de sus enfermedades.
El verdadero reconocimiento o la verdadera fama se la consigue cuando aprendemos a servir a los demás y sobre todo servir de corazón.