jueves, 14 de septiembre de 2017

Entrega a Medias. 2 Crónicas 25.

Resultado de imagen para un pensamiento un sentimiento una pasionLos seres humanos exigimos que cuando alguien dice amarnos y entregarse a nosotros lo haga de manera plena no queremos que lo haga a medias. Esto mismo exige Dios que nuestra entrega a él sea de manera total. Una entrega a medias para Jesucristo es lo mismo que ser un tibio. Apocalipsis 3: 16 “Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Las personas que hacen las cosas a medias sus resultados sus frutos también son a medias un resultado a medias es lo mismo que nada.
Características de una persona que hace las cosas a medias.
1. No hace las cosas de corazón. V 2 “Hizo él lo recto ante los ojos de Jehová aunque no de perfecto corazón.” no tiene iniciativa siempre espera a que le digan exactamente qué hacer. Hace las cosas porque le toca no por que ama lo que hace. Para Dios alguien que hace tan solo lo que le toca es un inútil. Lucas 17: 10 “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.
2. Confía en el hombre y no en Dios. Y en lo secular siempre piensa que otros pueden hacer mejor su trabajo. V 6 “Y de Israel tomó a sueldo por cien talentos de plata, a cien mil hombres valientes,
3. Ignora el Poder de Dios. Todo lo que tenemos es por la misericordia de Dios. V 8 “Pero si vas así, si lo haces, y te esfuerzas para pelear, Dios te hará caer delante de los enemigos; porque en Dios está el poder, o para ayudar, o para derribar.
4. Es interesado se aferra a lo material. V 9 “Y Amasías dijo al varón de Dios: ¿Qué, pues, se hará de los cien talentos que he dado al ejército de Israel? Y el varón de Dios respondió: Jehová puede darte mucho más que esto
5. Es infiel a sus principios, a los demás y sobre todo es infiel con Dios. V 14 a  “Volviendo luego Amasías de la matanza de los edomitas, trajo también consigo los dioses de los hijos de Seir
6. Idolatra sus triunfos. Una persona de éxito está acostumbrada a los triunfos, una persona mediocre esta tan acostumbrada al fracaso tanto que cuando logra algo por pequeño que sea se le convierte en un dios. V 14 b “y los puso ante sí por dioses, y los adoró, y les quemó incienso.
7. No acepta correcciones aunque su trabajo dice lo contrario el siempre cree que lo sabe todo. V 16 “Y hablándole el profeta estas cosas, él le respondió: ¿te han puesto a ti por consejero del rey? Déjate de eso: ¿por qué quieres que te maten? Y cuando terminó de hablar, el profeta dijo luego: Yo sé que Dios ha decretado destruirte, porque has hecho esto, y no obedeciste mi consejo.
8. Se enaltece con facilidad. La falta de triunfos en su vida hace que cualquier victoria por pequeña que sea lo haga un orgulloso. V 19 “Tú dices: He aquí he derrotado a Edom; y tu corazón se enaltece para gloriarte. Quédate ahora en tu casa. ¿Para qué te provocas un mal en que puedas caer tú y Judá contigo?
9. siempre vive en el fracaso. El orgullo y el hacer las cosas a medias llevan a una persona a la destrucción. V 22-23 “Pero cayó Judá delante de Israel, y huyó cada uno a su estancia. 25:23 Y Joás rey de Israel prendió en Bet-semes a Amasías rey de Judá, hijo de Joás hijo de Joacaz, y lo llevó a Jerusalén: y derribó el muro de Jerusalén desde la puerta de Efraín hasta la puerta del ángulo, un tramo de cuatrocientos codos.
10. No escucha consejos. V 25 “” en este caso el que no obedeciera provenía de Dios era su voluntad porque quería castigarlo. ¿Cuál es la causa de tu desobediencia? ¿El orgullo, la pereza, el miedo?
Dios es un Dios de excelencia y quiere que nosotros que somos hechos a su imagen y semejanza también seamos personas de excelencia es decir que cada día luchemos por ser mejores.