lunes, 28 de agosto de 2017

Creciendo en el Espíritu. 2 Crónicas 8.

Resultado de imagen para creciendo en el espirituEn el mundo hay una frase que los empresarios la consideran muy sabia. La frase dice: “La Amistad va  por un lado y los negocios por otro” con esto lo que se quiere decir es que nunca un empresario debe mesclar los negocios con sus sentimientos esto los podría llevar a tomar muy malas decisiones que les ocasionaría quiebra.
Hay personas que contratan personal no calificado solo porque son sus parientes esto los lleva a dañar la calidad de su trabajo perdiendo como es obvio a muchos clientes.
En lo secular nos es fácil entenderlo, es en lo espiritual que nos resistimos a comprender esa gran verdad.
La amistad debe ir por un lado y la espiritualidad por otro. David lo tenía muy claro por esta razón paso a su esposa que era egipcia a otras instalaciones ya que consideraba que personas con costumbres idolátricas contaminarían lo consagrado a Dios. V 11 “Y pasó Salomón a la hija de Faraón, de la ciudad de David a la casa que él había edificado para ella; porque dijo: Mi mujer no morará en la casa de David rey de Israel, porque aquellas habitaciones donde ha entrado el arca de Jehová, son sagradas
Como crecer en la vida espiritual.
1. No te hagas amigo del mundo esto te haría enemigo de Dios. Santiago 4: 4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.” a muchas personas les cuesta mantenerse radicales. Quieren complacer a Dios y también a sus amigos mundanos. Recuerda que Dios al que es tibio lo vomita. Apocalipsis 3: 16 “Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.
2. No escuches a personas tibias o mundanas. Esto dañara tu mente. 1 Corintios 15: 33 “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.” las personas que empiezan a perder su interés por su congragación, por su familia, su trabajo o cualquier cosa que haga es porque permiten que otros los envenenen con sus comentarios.
3. Ten Dominio Propio. Y si crees que no lo tienes pídelo en oración. El dominio propio nos permite desechar la pereza, el desánimo y toda mediocridad. 2 Timoteo 1: 7 “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.
4. Camina siempre una  milla más. Mateo 5: 41 “y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos.
5. No te limites hacer solo que te toca. Siempre esfuérzate por hacer más de lo que te dijeron que hagas esto denotara diligencia. Lucas 17: 10 “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.
6. Nunca mescles tus problemas personales con el ministerio no dejes de congregarte. Hebreos 10: 25 “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.
7. No dejes que la fama o los problemas te aparten de la oración. Lucas 5: 15- 16 “Pero su fama se extendía más y más; y se reunía mucha gente para oírle, y para que les sanase de sus  enfermedades.  5:16 Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba.
Nunca mescles tus problemas personales con los asuntos espirituales ni tampoco con tus anhelos o propósitos. Recuerda que tus metas seculares o espirituales deben ir por un camino muy diferente al de los problemas. Nunca te rindas siempre sigue adelante